Regreso a clases en Venezuela este 16 de septiembre

Regreso a clases en Venezuela este 16 de septiembre

Manifestaciones y sufrimientos protagonizaron el regreso a clases en Venezuela

El regreso a clases en Venezuela este 16 de septiembre fue protagonizado por la protesta de miles de docentes provenientes de distintas regiones del país.

La grave situación económica agobia cada vez más a los maestros y esta fue la razón para salir a la calle este lunes, rumbo a Miraflores.

El gremio docente protestó a las afueras del Ministerio de Educación, exigieron aumento de salario y pidieron la renuncia de Aristóbulo Isturíz.

«Yo traje mi pancarta en blanco, porque el sueldo de un docente no te alcanza ni siquiera para comprar un buen lapicero» expresó una maestra.

Sin embargo, los “colectivos” no pierden costumbre y a las 11:15 am aproximadamente, civiles armados efectuaron varios disparos al aire en presencia de la PNB.

La protesta del gremio docente se dispersó a pocas cuadras de la vicepresidencia y del palacio de Miraflores.

Lea también: El venezolano recibe el peor sueldo en toda América latina

Las denuncias contra los atropellos de los derechos humanos, el salario precario, la mala alimentación, la educación en decadencia, siguen plasmados en cartones que se elevan en las manifestaciones disueltas por autoridades nacionales y “colectivos armados”.

¿Y dónde están los niños?

Fueron pocos los estudiantes que pudieron asistir a clases este lunes 16 de septiembre, la crisis también se ve reflejada en sus rostros.

«No tengo agua, no tengo luz, no hay gas, no tengo pasajes» son algunas de las preocupaciones que impiden a los padres llevar a sus niños a la escuela.

¡El regreso a clases se ha visto frustrado!

No todos pueden adquirir sus elementos escolares: uniformes, zapatos, cuadernos, lápices…A pesar de esto, los padres hacen sus mejores esfuerzos para que los niños comiencen su nuevo año escolar.

Aunque el 72% de las familias venezolanas reciben remesas del exterior, las cuales mayormente son destinadas para los altos costos de los alimentos.

En esta ocasión, muchos padres desviaron la ayuda económica de sus familiares en el extranjero para poder cubrir los gastos escolares de sus hijos.

«Sin esas remesas, pagar los implementos escolares sería imposible, expresó Elba, trabajadora social de 47 años.

La diáspora tampoco deja de ser un problema para las escuelas públicas y privadas, el número de migrantes venezolanos en el mundo alcanzó los 4.296.777 en agosto de este año.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *