Estudiantes conmemoraron su día universitario protestando en las calles

Cada 21 de noviembre, los estudiantes universitarios conmemoran los acontecimientos efectuados esa misma fecha pero del año 1957, bajo la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

Aquel 21 de noviembre de 1957, un grupo de estudiantes de la Universidad Central de Venezuela y de la Universidad Católica Andrés Bello deciden alzarse en contra del régimen dictatorial.

Hoy, una vez más, los estudiantes de las principales casas de estudio del país salieron a las calles para protestar en contra del régimen venezolano.

En Caracas

En la capital, el movimiento estudiantil se movilizó hacia el Fuerte Tiuna, principal base militar del país, para exigir a las Fuerzas Armadas que se apeguen a la Constitución y a la democracia.

Sin embargo, la marcha de jóvenes estudiantes fue detenida kilómetros antes de llegar a la base militar.

Enormes estructuras antimotines bloquearon el paso de los manifestantes, quienes en el lugar intentaron dialogar con los militares allí presentes.

No obstante, una comisión de cinco estudiantes de las más importantes universidades de Venezuela ingresaron al Fuerte, donde dejaron conocer sus exigencias y pidieron el apoyo a la institución castrense para ejecutar una salida democrática a la crisis venezolana.

“Gracias por estar aquí nuevamente con nosotros, gracias por dar la cara por la universidad y por Venezuela”, dijo Estefanía Cervó, consejera universitaria de la UCV, a la multitud de estudiantes que allí se concentraron. “Vamos a continuar en la lucha”, reiteró.

En Trujillo

La Universidad de los Andes, Núcleo Trujillo, también se sumó a esta protesta para exigir que se cumplan los derechos estudiantiles.

Estudiantes del núcleo andino se concentraron en su casa de estudio y luego subieron a la Plaza Bolívar de Trujillo.

La manifestación de los estudiantes ulandinos concluyó en las puertas de la Gobernación del Estado Trujillo, en donde fueron rodeados por oficiales del cuerpo policial.

Los estudiantes venezolanos prometieron mantenerse en las calles hasta que puedan tener una vida universitaria digna en donde no sean violados sus derechos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *